fbpx

5 hábitos para un shopping inteligente

Para las que vivimos en Panamá, en abril se acerca la época de décimo, por lo que es un mes donde hay muchos descuentos; para otros países está iniciando el cambio de temporada. Ambos casos nos ponen en perspectiva para salir de shopping a ver qué encontramos. Citando a mi coach de hábitos, Mónica Cantillo, un hábito es un patrón de comportamiento el cual repetimos de la misma manera ante situaciones similares. Un hábito es bueno siempre que está alineado con tus valores de vida y metas. Por el contrario, un hábito será negativo cuando te aleja de tus metas.

¿Qué es un shopping inteligente?

Hubo una época de mi vida que si veía descuentos tenía que comprar como loca, sin pensar si me quedaba bien o qué lugar iba a ocupar en mi closet. Al ir trabajando en lo que me alejaba de mis metas y estudiando los principios de asesoría de imagen, me di cuenta cuánto tiempo y dinero había mal invertido. Considero que es importante entonces definir qué es un shopping inteligente. Para mi, es ir a comprar teniendo conciencia de lo que tienes en el closet, llevando una lista de lo que necesitas y qué función tiene cada pieza que entra en el closet basándote en un presupuesto.

De acuerdo a lo que he vivido en mi experiencia personal y con mis clientes, quiero compartirte 5 #hábitosconestilo para un shopping inteligente:

 

Conócete 

Es importante saber lo que te queda bien. Identifica tus atributos (lo que quieres resaltar), puntos de mejora, forma de tu cuerpo y colores que te favorecen. Conocer tu estilo te ayudará a proyectar lo que quieres.

Analiza tu closet

Antes de ir a comprar, es necesario conocer qué tienes en el closet. Si haces esto de manera periódica reducirás las compras impulsivas, evitarás tener más de lo mismo y serás más consciente de darle la bienvenida a nuevas piezas. Para lograr esto de manera eficiente es clave que ordenes tu closet mínimamente con cada cambio de temporada.

Define el propósito de la compra

Para muchas comprar puede ser una terapia, sin embargo, todo lo que entra en nuestro closet cumple un propósito especial. Debemos pensar para qué evento compramos, cómo se complementa y por lo menos, tomar en consideración que lo que compramos debe tener 4 posibles combinaciones con lo que ya tenemos en casa.

Establece límites

Es importante definir un presupuesto de compra para no excedernos y luego caer en la frustración. En la medida de lo posible también trato de no llenarme de muchas piezas por lo que una de mis reglas es si compro 1 sale 1 para mantener mi inventario total de piezas y no acumular.

Define tu ruta de compras

cuando vamos a comprar con un objetivo podemos definir las tiendas o marcas que mejor se ajustan a la pieza que buscamos y a nuestro presupuesto , así evitamos perder tiempo y abrumarnos innecesariamente al no encontrar lo que buscamos.

¿Te animas a practicar estos 5 hábitos?

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *