fbpx

El amor propio como base de tu estilo

La relación más importante de nuestra vida es con nosotras mismas. De la salud de esta relación, y del amor propio, depende el resto de nuestras relaciones. A mis sesiones llegan muchas mujeres que desean proyectar seguridad, para poder hacer esto debemos trabajar constantemente en el amor propio para poder así desarrollar nuestro estilo.

El amor propio como el estilo no es algo que aparece como arte de magia, por el contrario es nuestra responsabilidad cultivar, fortalecer e invertir en nosotras mismas. Hace poco leí en el instagram de mi terapeuta favorita @marianaplatapsy este pensamiento que es digno de compartir “En una sociedad que se beneficia de tus inseguridades, amarte a ti misma es un acto revolucionario.”

No podría estar más de acuerdo, las  mujeres que nos atrevemos a ser diferentes, a reconocer nuestros atributos…llamennos revolucionarias, locas, valientes, empoderadas. Somos mujeres que creemos en nuestros sueños y que trabajamos en la aceptación, respeto, valor y positivismo diariamente.

Es por eso que hoy quiero compartirte 5 consejos para fortalecer tu amor propio permitiendo que tu estilo brille con luz propia.

Trabaja una mejor relación con tu cuerpo

La capacidad de conectarnos con nuestro cuerpo, reconocer nuestros atributos y los puntos de mejora. Creer en nuestro templo que tanto nos da y nos permite sentir. Cuídalo y escúchalo.

Piensa en cómo quieres sentirte

Al mirarte al espejo , no te concentres sólo en lo que ves, enfócate en lo que quieres sentir durante ese día, del mensaje que quieres enviar. Haciendo este switch de mentalidad, tu elección de vestuario hablará por ti.

Autoconocimiento

Tómate el tiempo para pensar en ti, en lo que te gusta, disfrutas, vives y hacia donde quieres llegar. Entre más te conectes contigo misma y conozcas, notarás como otros aspectos y relaciones mejoran.

Preocupate por tu crecimiento personal

Como mujeres estamos en constante renovación y florecimiento. Aprender nuevas cosas, leer, viajar, ponerte eso que tanto te gusta pero te da miedo o pena usarlo, permítete siempre tener hambre de mejorar.

Evita las comparaciones

Este mundo digital y redes sociales nos hace pensar que las vidas perfectas existen…que es normal lucir como una barbie después del embarazo, que viajar por el mundo es fácil de conseguir, que tener ropa de marca es lo mejor y así vamos destruyéndonos y viviendo obsesionadas con vidas ajenas. Lo más saludable sería poder reconocer este tipo de estilo de vida al que nos gustaría llegar y pensar cuáles fueron las acciones que hicieron estas personas para llegar adonde están y así poder replicarlas.

Sé que debes sentir la presión de ser la super mujer por todos lados. Créeme que sé lo abrumador que puede ser encajar en este molde de mujer perfecta, que por cierto, no existe. Nunca es tarde para decidir cambiar y tomar el tiempo de cuidarte. Si sientes que necesitas empezar a fortalecer esa relación contigo misma por medio de tu imagen, dedicándote tiempo, sintiéndote emocionada con lo que ves al espejo y experimentando la diversión al vestirte, ¡HABLEMOS!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *